Odontología | ¿Qué es la agenesia Dental?

Odontología Huancayo| La sonrisa es una de las partes más importantes del rostro. Con ella, logramos comunicar muchísima información acerca de cómo nos sentimos. Por ello, desde Clínica Dental Liandent siempre tratamos de cuidar al máximo las de nuestros pacientes.

En este post vamos a contarte qué es y por qué se produce la agenesia dental, un problema que, además de afectar a la funcionalidad, altera la estética de la sonrisa. Si quieres conocer todos los detalles, ¡sigue leyendo!

Agenesia dental, ¿qué es?

¿Sabías que casi un 3% de la población padece este problema? Se trata de una patología congénita que se caracteriza por la ausencia de uno o varios dientes. Determinadas piezas dentales no se han llegado a formar, lo cual puede producir un problema funcional, además de estético. Habitualmente afecta a los incisivos laterales superiores, a los premolares y a las muelas del juicio, aunque también puede tratarse de otras piezas.

¿Por qué se produce?

En cuanto a las causas de esta falta de nacimiento de las piezas dentales, está asociada a factores genéticos; de hecho, el componente hereditario influye en la agenesia dental. Por ello, es bastante común que varios miembros de la familia cuenten con este problema congénito, al igual que sucede con otro tipo de enfermedades.

Además, cuando hay alguna alteración sistémica es bastante probable que se produzcan agenesias dentales. Igualmente, las personas que tienen alguna alteración cromosómica como el síndrome de Down o una deformación congénita como la fisura labiopalatina también son más propensos a padecer agenesias dentales.

Posibles soluciones

En cuanto al tratamiento adecuado, debes saber que es fundamental estudiar minuciosamente cada caso, pues no todas las personas requieren de las mismas soluciones. Principalmente existe tres opciones, cuya elección dependerá del tipo de maloclusión que haya que corregir, el tamaño de los dientes y la estructura de las facciones:

  • Carillas dentales: si es una agenesia unitaria, que afecta a un solo diente, y no se nota demasiado, la colocación de carillas sería una buena opción. Las carillas son unas finas láminas hechas en composite o porcelana que se colocan en la cara externa del diente con el objetivo de disimular pequeños defectos estéticos de forma, tamaño, color y posición de los dientes. En este caso, se encargarán de mejorar la disposición de los dientes.
  • Ortodoncia: por un lado, el objetivo de este tratamiento puede ser el de cerrar el espacio generado por esa agenesia; en estos casos es fundamental estudiar qué características tienen los dientes afectados. Por otro, puede que se lleve a cabo para colocar en la posición adecuada cada pieza, dejando perfectamente preparada la boca para la posterior colocación del implante dental.
  • Colocación de implantes: tal y como acabamos de indicar, después de realizar un tratamiento de ortodoncia con el que logramos posicionar todas las piezas dentales en el lugar que les corresponde, se coloca un implante en el lugar en el que falta el diente. Siempre que sea posible, este suele ser el tratamiento más recomendado.
header_04

Para detectar este tipo de patología es fundamental realizar revisiones periódicas desde niños. Así, se podrá diagnosticar y aplicar el tratamiento adecuado en base a las necesidades del paciente. En este sentido, en Clínica Dental Liandent contamos con un equipo de especialistas en cada una de las áreas de la odontología, que se encargarán de estudiar de forma conjunta tu salud bucodental.

Si quieres conocer más detalles sobre nuestro centro, no dudes en contactar con nosotros o acudir a Clínica Dental Liandent.

¡Estaremos encantados de poder atenderte y ayudarte en todo lo que necesites! No te olvides de participar a través de tu comentario.

Tipos de mordida y su tratamiento (ortodoncia)

Además de resolver alteraciones estéticas, la ortodoncia es una excelente solución para tratar los problemas de oclusión. Pero ¿cuáles son los más frecuentes? En este post vamos a enumerar los tipos de mordida más comunes y los tratamientos indicados para corregirlos. ¡Descubre todos los detalles!

Mordida abierta

Debido a factores genéticos o por llevar a cabo determinados hábitos, la mordida abierta es aquella que se caracteriza por la falta de unión entre los dientes superiores e inferiores. Por ello, las personas que padecen este problema tienen dificultades para masticar. En estos casos, la mejor opción es llevar a cabo un tratamiento de ortodoncia y en determinadas situaciones realizar una cirugía ortognática.

Clase II

La maloclusión de clase II se caracteriza por el efecto óptico de dientes superiores hacia afuera o adelantados. Esta situación se debe a un sobrecrecimiento del maxilar superior o a la falta de crecimiento de la mandíbula. Su origen puede ser óseo o dentario. Se pueden corregir con ortopedia en aquellos pacientes infantiles que estén en fase de crecimiento y con ortodoncia o cirugía ortognática en el caso de los adultos.

Sobremordida

Aunque a nivel estético no suele notarse tanto, la sobremordida es un problema de oclusión que se caracteriza por la superposición de los dientes del maxilar superior sobre los del maxilar inferior. Lo idóneo es que los dientes superiores tapen solamente un tercio de los inferiores más o menos. Esta patología, que también se conoce como mordida profunda, normalmente es hereditaria y está relacionada con la posición de los huesos, afectando a la forma de hablar. Al igual que los casos anteriores, este tipo de alteraciones se podría corregir con ortodoncia o con cirugía ortognática, dependiendo de la gravedad de cada paciente.

Clase III

Cuando la mandíbula se encuentra por encima del maxilar se produce una maloclusión de clase III. Puede tener origen esquelético o dentario. En el primer caso, durante la fase de crecimiento la mandíbula se desarrolla más de lo que debería; mientras que en caso de que el origen sea dentario, los dientes de abajo quedan por encima de los de arriba. Cuando la causa del problema es ósea, se podría corregir en fase infantil con ortopedia y en adultos con cirugía ortognática, y si es dentaria, con ortodoncia.

Mordida cruzada

En los casos en los que el mentón sobresale, además de generar un problema estético, indica que existe una mordida cruzada. Es decir, las piezas dentales inferiores se superponen sobre las superiores. En estos casos, el hueso maxilar suele ser demasiado estrecho y/o la mandíbula muy ancha. Se trata de una alteración que se puede corregir con brackets. En los casos más severos, con cirugía ortognática.

Mordida adecuada

Conocida también como clase I, se produce cuando los dientes superiores e inferiores encajan perfectamente. Es la mordida correcta, por lo que, en estos casos, no hay que llevar a cabo un tratamiento corrector.

De todos modos, recuerda que una boca que no muerde bien puede generar a lo largo de los años desgastes dentales, encías retraídas, caries, problemas articulares y molestias que afectan a la calidad de vida.

header_02

Recuerda que en Clínica Dental Liandent contamos con un equipo de especialistas ortodoncia, que se encargarán de estudiar tu caso y proporcionarte un tratamiento a tu medida con el que podrás lucir la mejor versión de tu sonrisa.

¿Cuánto dura un implante dental?

El implante dental es posiblemente uno de los mejores tratamientos para las personas que padecen pérdida dental.

Este tratamiento conlleva una inversión importante de dinero, tiempo y esfuerzo que motivan a los pacientes a cuestionarse sobre la duración de este tratamiento respecto a otro.

Existen muchos factores que pueden afectar la duración del implante en la boca del paciente. Según la Asociación Dental Americanala vida media de un implante es de 25 años.

Un objetivo de un implante es integrarse en el hueso, proceso conocido como osteointegración, y de esta forma durará tanto tiempo como dure el hueso que lo aloje.

Factores que facilitan la durabilidad del implante

 

1. Colocación del implante:

En primer lugar, es esencial una buena colocación del implante dental, rodeado de hueso y encía de calidad.

 

2. Calidad y cantidad de hueso:

También es fundamental que, a la hora de colocar un implante, tu dentista sepa qué tipo de hueso es, qué calidad y cuánto hueso hay, ya que esto también puede afectar a su longevidad.

 

3. Evita el tabaquismo:

Otro factor a tener en cuenta es el estilo de vida. Por ejemplo, fumar no es un factor favorable para la integración del implante con el hueso, de hecho puede producir lo contrario.

Fumar retarda la curación y unión de los huesos, los debilita y puede causar infecciones. Por lo tanto, el tabaco reduce la tasa de éxito del implante.

 

4. Limpieza oral:

La higiene es una de las condiciones más importantes para que el implante dure más tiempo en la boca.

Si después de colocar el implante el paciente no practica una buena higiene, las bacterias comenzarán a acumularse en la zona del implante, creando una inflamación de la mucosa o de las encías. Esta inflamación, conocida como mucositis, y si no se alivia o trata, puede dar lugar a una periimplantitis, es decir, una inflamación del sitio del implante que también se acompaña de pérdida ósea. Si se pierde demasiado hueso, el implante perderá su agarre y lo más probable es que falle.

Lo ideal es seguir las instrucciones de higiene oral y acudir a las revisiones que le da su dentista. Las instrucciones que se deben seguir será:

  • Cepillarse los dientes al menos 2 veces al día.
  • Uso del hilo dental y/o cepillos interdentales.

 

5. Enfermedades crónicas:

También es importante señalar que existen una serie de enfermedades sistémicas como la diabetes que pueden reducir la duración de implantes, debido a la relación entre la enfermedad y los procesos de cicatrización y regeneración.

 

6. Colocación del implante:

Además del implante, también hay que tener en cuenta la corona sobre el implante (diente o maxilar), que suele durar un poco menos, una media de 10 – 15 años, pero si se pierde es más fácil de reponer que un implante. 

La vida útil de una corona de implante puede depender del material del que está hecha. Las complicaciones más comunes en la colocación de implantes son el aflojamiento de la corona del implante y pequeñas grietas en la cubierta del implante.

Finalmente, nada mejor que acudir a un especialista para conocer más acerca de tu caso único, no dudes en contactar con nosotros o acudir a Liandent.

¡Estaremos encantados de poder atenderte y ayudarte en todo lo que necesites! 

Revisa nuestras redes sociales y comunícate con nosotros: linktr.ee/liandent

 

_Y6B1141 WEB

¿No sabes cómo cuidar tus brackets?

ORTODONCIA
 
 
Si tienes tratamiento de ortodoncia, sigue los siguientes consejos para mantener un excelente cuidado durante esta cuarentena:
 
  • Mantén tu higiene dental…. No olvides utilizar tu cepillo, tu hilo dental, tus interdentales, para mantener la higiene tanto en tus aparatos de ortodoncia, tus dientes y tus encías.
  • No manipules tus aparatos o brackets. Debes recordar que los aparatos de ortodoncia no son un juguete por lo que no debes jugar con ellos. Incluso acciones como el cambio de ligas tienen que ser realizadas por tu ortodoncista y no puedes realizarlas tu mismo.
  • Sigue las indicaciones de tu ortodoncista. Por ejemplo, si te indicó ligas interproximales por 15 días, solo utilízalas esos 15 días.
  • Llama a tu ortodoncista por cualquier duda que tengas. Cuando se trata de salud es mejor no improvisar, por ello ante cualquier duda siempre comunícate con tu especialista.
 
Tu sonrisa es garantía de nuestra labor.

Las claves de la ortodoncia

Gracias a los diferentes tratamientos de ortodoncia se pueden solucionar problemas graves de espacio y mordida. El resultado es una sonrisa bien alienada, más bonita y funcional. Pero, ¿Qué tipo de ortodoncia necesito? ¿Qué hay que hacer después del tratamiento?

En todos los casos la ortodoncia busca resultados tanto a nivel estético como funcional. Si hace unos años la única opción para corregir la sonrisa era llevar brackets metálicos, en la actualidad es posible conseguirlo sin que los demás lo noten. Esto es posible mediante la ortodoncia estética, que en general corrige complicaciones orales más leves. Este tratamiento ha generado algunas dudas entre los pacientes. Estas son algunas de las claves sobre la ortodoncia:

¿Cuándo llevar aparatos?

Aunque muchos tratamientos de ortodoncia se comienzan en la infancia y adolescencia, en realidad no existe un momento ideal para llevar aparatos. Cada paciente tiene unas necesidades distintas. De hecho cada vez más pacientes adultos se deciden a corregir su sonrisa mediante aparatos estéticos. Lo más recomendable es consultar con el odontólogo de confianza cuándo es el mejor momento para llevar aparatos.

¿Qué cuidados mantener durante el tratamiento?

Durante la ortodoncia es importante potenciar una buena rutina de higiene oral diaria, que se adapte a los aparatos que llevamos. No es lo mismo limpiar la boca con brackets que con férulas invisibles. En el caso de las férulas, muchos profesionales aconsejan una higiene diaria mediante limpiadores efervescentes. Una de las técnicas más recomendadas para limpiar la cavidad oral durante la ortodoncia es la irrigación bucal. De este modo conseguiremos una limpieza más profunda y evitaremos la acumulación de biofilm oral entre dientes y encías.

También conviene tomar algunas precauciones con la alimentación. La ortodoncia no impide comer ningún alimento, pero hay algunos muy duros y pegajosos que pueden dañar los aparatos o quedarse pegados. Especialmente en el caso de los brackets, es preferible limitar el consumo de estos alimentos y evitar cortarlos con la boca.

¿Qué tipo de aparato necesito?

El tipo de aparato dependerá en gran parte de las complicaciones bucodentales y las necesidades de cada paciente. Son muchos los pacientes que optan por preservar la estética durante el tratamiento. Estas son las principales opciones en ortodoncia estética:

Brackets de porcelana. El proceso es el mismo que con los brackets metálicos. Pero en este caso los brackets están hechos de materiales que se parecen al aspecto de las piezas dentales por lo que resultan más estéticos.

Aparatos invisibles. Consiste en llevar férulas invisibles adaptadas a la boca del paciente y que se van renovando cada quince días. La gran ventaja de los aparatos invisibles es que se pueden retirar para comer y para realizar la higiene bucodental.

Ortodoncia lingual. Consiste en llevar brackets metálicos en la parte posterior de las piezas dentales. De este modo, nadie percibe que el paciente los lleva puestos. En la actualidad esta es la opción más estética para corregir la posición de los dientes.

Pero muchos pacientes siguen optando por los brackets metálicos tradicionales. Estos aparatos permiten corregir las complicaciones bucodentales más severas.

¿Y después de la ortodoncia qué?

Al retirar los aparatos es fundamental llevar los retenedores a diario. De lo contrario los dientes podrían volver a su posición inicial. Además, al terminar el tratamiento es muy importante no dejar de acudir al odontólogo con regularidad, para mantener una sonrisa perfecta durante mucho tiempo y evitar complicaciones bucodentales. El tipo de retenedor es variable y pueden ser fijos o removibles. En general se llevan por la noche y son removibles, aunque dependerá de cada tratamiento y cada sonrisa.

Si quieres corregir tus dientes para conseguir una sonrisa bien alineada y bonita, no dudes en consultar con nuestros profesionales. En LianDent estudiaremos tu caso para conseguir una sonrisa perfecta a nivel estético y funcional, con el tratamiento de ortodoncia más adecuado a tus necesidades.

Indicaciones para el paciente ortodóncico

¿QUÉ DEBES HACER?

El tratamiento ortodóncico requiere de tu colaboración y voluntad, es decir depende en gran parte de ti y de cuantas ganas tengas de verte mejor. Para lograr un mejor resultado debes seguir las siguientes indicaciones:

  • Cumple tus citas puntualmente, recuerda que cada cita prolonga más tu tratamiento
  • No comas golosinas pegajosas como frunas, chicles, toffes, etc.
  • No comas bocaditos duros o crocantes como maní, habas, papitas fritas, chizitos, pop-corn y snacks en general.
  • No te muerdas las uñas, tampoco muerdas los lapiceros, ni te lleves a la boca objetos que puedan despegar los brackets o deformar los alambres.
  • Corta en pequeños trozos los melocotones, peras y frutas o verduras de naturaleza fibrosa, no corte ni arranque nada con los dientes pues despegarás los brackets o deformarás los alambres.
  • Partir los panes de corteza dura y tostadas antes de llevar a la boca. Desgranar el choclo antes de comerlo.
  • No morder el hielo, huesos, ni pepas de frutas, estos despegarán los brackets y deformarán los alambres.
  • A las frutas como guindas, nísperos, guindones retírales la pepa antes de comerlos.
  • Debes hacer la higiene de tu boca después de cada comida, cepillando especialmente la zona comprendida entre los brackets y las encías, de no hacerlo tus encías sangrarán.
  • Si por algún motivo se despega un bracket o una banda, avísanos para darte una cita lo más pronto posible, guárdalo, cuidado de no deformarlo y tráelo en tu próxima cita.
  • Consúltanos cualquier inquietud que tengas, estamos para servirte.