10 tips para prevenir la caries de biberón

Las caries de biberón, o caries de la primera infancia, son procesos de caries avanzados y en varios dientes que puede presentarse en niños incluso menores de 2 años de edad. Aquí les dejaremos 10 tips que podemos tener en cuenta para que no se presente en nuestros bebes:


1. Lo más importante: No se debe introducir azúcares en la alimentación de los bebés a muy tempranas edades, mucho antes del año de edad.
2. No se debe agregar azúcar, miel, vainilla o cualquier endulzante a la leche que se ofrece en el biberón.
3. No se debe permitir que el bebé se quede dormido con el biberón dentro de la boca.
4. Debemos cepillar los dientes desde el mismo momento que erupciona el primero.
5. No utilizar gasa, pañal o dedal para cepillar los dientes del bebé.
6. Debe realizarse el cepillado utilizando pasta dental con flúor de al menos 1000um, en la cantidad apropiada para la edad del bebé. Ya está incluso aprobado por la OMS.


7. Debemos realizar el cepillado después de cada comida y mientras más tiempo dure, mayor posibilidad habrá de remover la placa dental que se deposita en los dientes.
8. No se debe ofrecer jugos naturales a un bebé menor de dos años como si fuera agua que puede consumir todo el día. Menores de 2 años, cero jugos de frutas.
9. No se debe ofrecer como meriendas tortas, chupetines, caramelos, refrescos y todo lo que se les parezca. La recomendación es Cero Azúcar para niños menores de dos años.
10. Asistir a consulta con el odontopediatra es fundamental para el cuidado y correcto desarrollo del bebé.

Recuerda: La prevención es la mejor medicina de todas.

¿Cuándo comenzar una higiene oral apropiada en los niños?

Muchos padres quieren saber: ¿a qué edad debería comenzar a cepillar y usar hilo dental en los dientes de mis hijos? Una buena regla es comenzar el uso del hilo dental tan pronto como los dientes del niño estén en contacto entre sí, generalmente alrededor de la edad de dos a tres años.

Una vez que los dientes alcancen este punto, las partículas de comida pueden quedar atrapadas entre los dientes y propiciar el crecimiento de bacterias y el desarrollo de la placa. No todos los niños necesitan utilizar hilo dental a esta edad; entonces, debe consultar a su odontólogo, sin embargo, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) recomienda a los padres cepillar los dientes de sus niños pequeños dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves especialmente diseñado para niños pequeños con bocas pequeñas y encías delicadas. Los cuidados bucales pueden comenzar antes de que salgan los dientes. La AAP recomienda que, después de alimentar al bebé, los padres limpien las encías con una toalla suave o un cepillo de dientes de bebé usando únicamente agua (sin crema dental).

Igualmente, puede utilizar un limpiador recomendado por un odontólogo. Una vez que un niño alcance los 12 meses de edad, comience a cepillar cualquier diente que haya salido dos veces al día. Algunos dentistas recomiendan usar una crema dental sin flúor antes de que el niño alcance los dos años de edad, pero consulte con su odontólogo para cerciorarse. Agua y un cepillo de dientes apropiado para la edad pueden ser suficientes.Una vez que los niños alcanzan la edad de dos años, motívelos a cepillar sus propios dientes. Sin embargo, los padres deben continuar vigilantes y cepillarlos de nuevo para cerciorarse de que los dientes hayan quedado limpios.

¿Por qué elegir un especialista en ortodoncia?

Odontólogo (o dentista)
Es un licenciado que ha estudiado 5 años en la universidad. Aprendiendo como tratar todos los problemas dentales de forma general. Ha realizado un número determinado de empastes, extracciones, prótesis etc, pero normalmente no ha realizado ningún tratamiento de ortodoncia en pacientes durante esos 5 años.

Ortodoncista
Es un odontólogo o dentista, que después de los 5 años de licenciatura decide continuar su formación y especializarse en Ortodoncia.

Para ello debe cursar 3 años más de formación universitaria o posgrado a tiempo completo: formación teórica y práctica. Realizando, durante esos 3 años, un gran número de tratamientos de ortodoncia a pacientes que acuden a la clínica universitaria. Todo ello supervisado por profesionales ortodoncistas con experiencia.

¿Qué ganas tú si tu tratamiento de ortodoncia lo realiza un ORTODONCISTA ESPECIALISTA?

SEGURIDAD: porque un ortodoncista tiene experiencia tratando pacientes de ortodoncia en la universidad antes que en la clínica
TRANQUILIDAD: porque cuando las cosas van bien todos pueden poner un aparato, pero cuando algo se complica, hay que tener la formación suficiente para saber resolver los posibles problemas que pueden surgir durante el tratamiento.
BUENOS RESULTADOS: porque un ortodoncista se dedica única y exclusivamente a realizar tratamientos de ortodoncia.

¿Por qué debo extraerme las muelas del juicio?

Las muelas del juicio son los terceros molares superiores e inferiores, ubicados en el fondo de la boca. Se conocen como muelas del juicio porque suelen salir entre los 17 y los 21 años, cuando una persona tiene la edad suficiente para haber adquirido algo de «juicio».

Las muelas del juicio que están sanas y en la posición correcta no suelen causar problemas. Usted puede tener un problema si sucede cualquiera de las siguientes cosas:

Las muelas del juicio solo salen parcialmente a través de las encías debido a la falta de espacio. Esto puede hacer que un colgajo de tejido de la encía crezca por encima de ellas. La comida puede quedar atrapada en el colgajo y causar una infección de las encías.

Salen torcidas o en la dirección equivocada.

Su maxilar no es lo suficientemente amplio como para que tengan espacio. Las muelas del juicio pueden quedarse atrapadas (retenidas) en el maxilar y no poder brotar de las encías.

Están tan atrás en la boca o tan apiñadas que usted tiene dificultad para limpiar la zona.

Se forma un quiste. Este puede dañar el hueso o las raíces.

 

 

La Ortodoncia es mucho más que un tema estético


Iniciar un tratamiento de ortodoncia es un paso importante , ya que, es una cuestión que trasciende y va más allá del plano estético.

Cuando los dientes estan bien alineados y ubicados en el lugar que les corresponde, dan una armonía a la boca y a la cara, pero esta armonía también está ligada a otras funciones del organismo, como por ejemplo la masticación y la
respiración, que hacen que esta perfecta máquina del cuerpo humano no falle.  A la hora de tomar la decisión de acudir al especialista en ortodoncia, conviene estar informados y saber cuáles serán las características del  ratamiento.

– ¿Qué síntomas pueden indicar la necesidad de una consulta con el especialista en forma precoz?

– Cuando los padres detectan que los chicos tienen los dientes muy salidos y no pueden cerrar bien la boca; o cuando cierran los labios hay dientes que asoman entre los labios. En general, estamos hablando de chicos que además tienen otros trastornos funcionales, muchas veces asociados a la respiración y a la deglución.

– ¿El profesional será entonces el encargado de definir qué tipo de aparatología requerirá cada paciente?

– Un profesional que es honesto con sus conocimientos y sus principios no se subordina a los requerimientos del paciente. Es muy común que vengan por ejemplo pacientes que están por cumplir 15 años que nos dicen que, si no le ponemos aparatos removibles, no se hacen la ortodoncia. Entonces uno tiene que mostrarle la puerta, porque cada vez que se pone un aparato en la boca, del tipo que sea, uno busca un beneficio. Pero todo aparato tiene un efecto secundario no positivo, y uno tiene que evaluar si este efecto secundario no deseado supera el beneficio o no.

– ¿Qué efectos secundarios pueden presentarse?

– Situaciones irreversibles. Algo que la gente no entiende es que cuando una pieza dentaria es movida a través del hueso, se pierde parte de este y parte de la raíz de la pieza dentaria. Cuando el tratamiento está bien hecho y el profesional maneja bien la técnica, al concluir el beneficio es tan grande, que estos riesgos se minimizan sensiblemente. En LianDent contamos con especialistas en Ortodoncia sumamente reconocidos.

 

¡Año nuevo, sonrisa nueva!

El comienzo del nuevo año es un momento ideal para corregir esos problemas que impiden lucir una sonrisa radiante. ¿Cómo conseguirlo?

La sonrisa es el reflejo de nuestra imagen. Es lo primero en lo que nos fijamos al conocer a alguien. Nos ayuda a sentirnos bien con nosotros mismos. ¿Por qué no invertir más tiempo en cuidarla y mantenerla radiante?

El primer paso para mantener una sonrisa sana durante todo el año es una buena rutina de higiene bucodental. Es decir, cepillar los dientes después de cada comida. Pero si queremos conseguir una higiene completa es fundamental complementar el cepillado con técnicas de higiene interproximal. Otro paso fundamental es acudir a nuestro dentista de confianza por lo menos una vez cada seis meses. En la consulta, el odontólogo indicará qué tratamiento es el más adecuado para mejorar nuestra sonrisa, en función de las necesidades de cada paciente. En LianDent realizamos un estudio personalizado para adaptar nuestros tratamientos a tu sonrisa.

Tratamientos para renovar tu sonrisa este año

La Estética Dental es la especialidad de la odontología que se encarga de mejorar la imagen de la sonrisa. En la clínica LianDent ofrecemos diversas opciones para renovar tus dientes y encías:

Blanqueamiento dental

Son muchos los alimentos que consumimos durante la Navidad que manchan nuestros dientes y atacan el esmalte. Por otro lado, durante la época navideña somos menos constantes con la rutina de higiene bucodental. Por ello, el comienzo del año es un momento clave para rebajar varios tonos la sonrisa mediante el blanqueamiento dental.

En LianDent realizamos el blanqueamiento dental con luz led. Primero se aplica el gel blanqueador, que reacciona con la luz fría aclarando las piezas dentales. Esta técnica es mínimamente invasiva para tu sonrisa y permite conseguir unos dientes más blancos en una sola sesión de 45 minutos.

Carillas dentales

Se trata de láminas finas de porcelana que se adhieren a la superficie dental. Su objetivo es puramente estético: corregir pequeñas imperfecciones de color, tamaño o posición. Las carillas también son útiles para cubrir espacios interdentales muy pronunciados. Algunos pacientes confunden las carillas con las coronas dentales, y de hecho son tratamientos muy parecidos. Aunque tienen el mismo fin, las coronas son estructuras completas que más allá de la imagen, devuelven la funcionalidad a los dientes.

Ortodoncia estética

El comienzo del nuevo año es un momento ideal para comenzar tratamientos como la ortodoncia. En cuestión de meses pasaremos de una sonrisa mal alineada, torcida y con problemas de mordida a una sonrisa perfecta y funcional. Ahora es posible corregir la sonrisa casi sin que se note:

Brackets de porcelana. El procedimiento es el mismo que con los brackets metálicos. La diferencia es que los brackets de porcelana tienen un color parecido al de las piezas dentales, por lo que resultan más estéticos.

Ortodoncia invisible. Consiste en llevar fundas invisalign, que permiten corregir la alineación de la sonrisa sin que nadie lo note.

Ortodoncia lingual. Es el tratamiento más estético en ortodoncia, ya que los brackets se llevan en la parte posterior de los dientes.

Limpieza dental profesional

Si todavía no queremos comenzar tratamientos que perduren en el tiempo, una limpieza dental profesional es la mejor opción. Nos permite recuperar una sonrisa más brillante después de fiestas, además de prevenir complicaciones como las enfermedades periodontales y la sensibilidad dental.

¿Y después de estos tratamientos, qué?

La clave para que los resultados de los tratamientos estéticos perduren en el tiempo es cuidar nuestra sonrisa día a día. De nada sirve tener los mejores aparatos de higiene bucal si no mantenemos una constancia diaria. Por otro lado, es importante mantener una buena alimentación. Los excesos de algunos alimentos manchan nuestra sonrisa o provocan erosiones relacionadas con la sensibilidad dental. Estos son algunos de los alimentos que manchan y perjudican nuestra sonrisa:

Café. Es uno de los más conocidos. El café apetece en varios momentos del día y en general a temperaturas muy calientes. Esto favorece la penetración de los pigmentos en la superficie dental y el desarrollo de manchas. Lo mismo ocurre con infusiones como el té.

Azúcar. El azúcar es la causa principal de desarrollo de caries dental. Hay muchos alimentos muy azucarados y es importante moderar su consumo para prevenir la caries.

Refrescos y bebidas ácidas. Son bebidas que aportan energía, pero tienen una gran concentración de ácidos. Además, también favorecen las manchas y la caries dental. En lugar de estas bebidas es recomendable tomar agua. Además de ser más sana estimula la salivación, esencial para eliminar los restos de bacterias.

En LianDent disponemos de diversos tratamientos para renovar tu sonrisa, que adaptaremos en función de tus necesidades. Si quieres conseguir unos dientes y encías más sanos y bonitos, no dudes en acudir a nuestros profesionales. El comienzo del año es una ocasión ideal para renovar tu sonrisa y lucir unos dientes más blancos y sanos.

¿Cómo afecta la diabetes a mi boca?

Diabetes3

¿Cómo afecta la diabetes a mi boca?

La diabetes es una enfermedad crónica que consiste en que el organismo no produce insulina suficiente o bien no la usa con eficacia.

Cómo puede afectar la diabetes a mi boca

  • Periodontitis. Los pacientes diabéticos tienen mucho más riesgo de desarrollarla
  • Xerostomía. Conocida como sequedad bucal, altera el habla y la masticación.
  • Otras patologías. Irritaciones bucales como el herpes labial. Además, la diabetes altera el sistema inmunológico de modo que el paciente es más vulnerable a las infecciones.
  • Alteraciones en el gusto. La percepción del gusto también puede verse alterada por la diabetes.

Los pacientes diabéticos con el azúcar controlado presentan un riesgo mucho menor de desarrollar estas patologías orales. Además, es imprescindible realizar una buena rutina de higiene oral y acudir al odontólogo de confianza con regularidad.

El síndrome del diente fisurado

Diente fisurado

El síndrome del diente fisurado es una patología poco frecuente. Este síndrome no afecta a demasiados pacientes y en general es de difícil detección y diagnóstico, aunque afecta con más frecuencia a los pacientes adultos. Consiste en el desarrollo de una fisura de un tamaño tan reducido que resulta complicada de identificar y tratar.

También conocido como síndrome del diente agrietado, la fisura se localiza normalmente en los molares. Aunque es difícil detectarla, esta fisura suele provocar una sensación de sensibilidad dental en los dientes ante estímulos concretos, como las bebidas muy frías y muy calientes.

El tamaño reducido de la fisura no provoca que el diente llegue a fracturarse, pero puede ser muy molesta para el paciente. De hecho la mayoría de piezas con el síndrome del diente fisurado son piezas sanas. Pero es muy importante detectar su presencia, ya que a la larga pueden conllevar algunas complicaciones a nivel bucodental. En este sentido es importante localizar la fisura, para evitar tratamientos más genéricos como los que corresponden a la caries dental.

¿Cómo prevenir el síndrome del diente fisurado?

Aunque se trata de una patología difícil de detectar, un diagnóstico a tiempo es muy importante para evitar la evolución de este síndrome. De lo contrario, este síndrome puede provocar la fractura de la pieza dental. En caso de notar alguno de los síntomas no dudes en acudir a tu odontólogo de confianza para examinar la boca mediante una radiografía dental.

Un factor de riesgo clave para el desarrollo de este síndrome es el hábito de apretar y rechinar los dientes. Este hábito, conocido como bruxismo, puede tener otras consecuencias a nivel muscular. La mayoría de casos de bruxismo son inconscientes y se deben en gran parte al estrés.

Su dificultad para establecer un diagnóstico provoca que uno de los tratamientos más frecuentes sea la extracción del diente, aunque esto sólo se realiza en casos graves. Hay alternativas a la extracción, como el uso de coronas. Todo depende de la fase en la que se encuentre esta patología.

Los dientes tienen una estructura fuerte, aunque se pueden debilitar con el paso del tiempo. Por ello es importante mantener una buena salud bucodental para prevenir esta patología, así como otras complicaciones que pueden afectar nuestra sonrisa.


Fuente: Propdental