¿Cuál es la mejor ortodoncia?

A continuación te presentamos todas las opciones de ortodoncia para que puedas elegir cuál más te convenga.

LOS BRACKETS METÁLICOS
Fabricados generalmente con acero inoxidable, son el sistema convencional y más utilizado, ya que permiten corregir todos los problemas que tratan los ortodoncistas en sus consultas.

BRACKETS ESTÉTICOS
También sirven para corregir todo tipo de problemas. Se diferencian de los metálicos en que se fabrican con materiales de apariencia más discreta que el acero inoxidable, por lo que no saltan a la vista tan fácilmente.

En el tratamiento con brackets estéticos los complementos (gomas, ligaduras, arcos…) son de color blanco, para que resalten lo menos posible.
En general, la duración del tratamiento es la misma que en el caso de los brackets metálicos.

BRACKETS LINGUALES
Son una de las opciones más discretas. Se colocan en la cara interna del diente, por lo que no se aprecian a simple vista.

«Permiten corregir todo tipo de problemas, pero es importante saber que la técnica de ortodoncia lingual requiere una formación específica por parte del ortodoncista.»

En cuanto al material, habitualmente se emplean brackets de acero inoxidable, como los que van por la cara externa del diente, o de aleación de oro.

ALINEADORES TRANSPARENTES
Son una alternativa a los brackes. Se trata de unas piezas muy discretas de «quita y pon», fabricadas a medida con material termoplástico. Habitualmente se suelen cambiar cada dos semanas.

Se colocan sobre los dientes, solo se retiran para comer, no suelen molestar a la hora de hablar y permiten corregir problemas de todo tipo.

Cuidados en la ortodoncia

¿Molestias iniciales? al colocarse el aparato de ortodoncia, tanto los labios como las paredes interiores de los carrillos van a rozar con los brackets y existe un riesgo significativo de que puedan producirse llagas y rozaduras molestas. Para evitarlo, es conveniente utilizar una cera especial para ortodoncia que facilitará el deslizamiento de las mucosas y los labios.

¿Rotura de algún componente? no es frecuente, pero siempre cabe la posibilidad de que alguno de los componentes del aparato (brackets, arco u otros) puedan romperse, En tal caso debe solicitarse una consulta inmediata con el ortodoncista para que éste proceda a su reparación.

Alimentación: mientras dure el tratamiento de ortodoncia se debe evitar comer alimentos duros, como frutos secos, corteza de pan, semillas o caramelos; además de tener cuidado con las frutas y hortalizas que tienen hueso. También hay que suprimir los alimentos blandos, pegajosos y azucarados, como es el caso de los chicles, golosinas, etc.

Higiene oral: los portadores de aparatos de ortodoncia deben ser muy meticulosos con la limpieza dental, ya que presentan un riesgo aumentado de que se acumule la placa bacteriana y, como consecuencia, se produzcan problemas como caries, gingivitis, mal aliento, etc.

 

 

La importancia el cuidado dental pediátrico

La buena higiene bucal comienza en los primeros años de vida. Ya sea que amamante o alimente a su hijo con biberón, debe comenzar a incorporar algún tipo de régimen de higiene dental lo antes posible. Antes de que erupcione el primer diente, limpie las encías con una gasa o un paño suave y húmedo. Una vez que los dientes comiencen a salir, manténgalos limpios. Usar las herramientas correctas es fundamental para este ritual diario. Por ejemplo, es importante comprar un cepillo dental diseñado especialmente para bebés, que tendrá un cabezal más chico, apto para sus bocas pequeñas.

Si aún no lo ha hecho, asegúrese de que su hijo/a visite al dentista por primera vez cuando tenga de uno a dos años de edad. Su odontopediatra mantendrá saludables los dientes de su hijo/a removiendo la acumulación de placa y restos de alimentos que puedan quedar entre sus dientes. Ésta es una parte importante del cuidado dental, porque evita que las bacterias sigan creciendo, lo cual en última instancia puede provocar otras enfermedades dentales como la caries o la inflamación de las encías. Haga que las visitas periódicas al odontopediatra sean una aventura divertida que siempre termine con algún tipo de recompensa saludable para los dientes.

Consejos de cuidado de un profesional

Un odontopediatra profesional le brindará consejos de experto sobre cómo cuidar los dientes de su hijo/a en su casa. Los consejos generalmente incluyen la manera correcta de cepillar y pasar hilo dental en los dientes de su hijo/a e información adicional basada en el problema dental específico que tenga su hijo/a.

 

¿Cuándo comenzar una higiene oral apropiada en los niños?

Muchos padres quieren saber: ¿a qué edad debería comenzar a cepillar y usar hilo dental en los dientes de mis hijos? Una buena regla es comenzar el uso del hilo dental tan pronto como los dientes del niño estén en contacto entre sí, generalmente alrededor de la edad de dos a tres años.

Una vez que los dientes alcancen este punto, las partículas de comida pueden quedar atrapadas entre los dientes y propiciar el crecimiento de bacterias y el desarrollo de la placa. No todos los niños necesitan utilizar hilo dental a esta edad; entonces, debe consultar a su odontólogo, sin embargo, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) recomienda a los padres cepillar los dientes de sus niños pequeños dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves especialmente diseñado para niños pequeños con bocas pequeñas y encías delicadas. Los cuidados bucales pueden comenzar antes de que salgan los dientes. La AAP recomienda que, después de alimentar al bebé, los padres limpien las encías con una toalla suave o un cepillo de dientes de bebé usando únicamente agua (sin crema dental).

Igualmente, puede utilizar un limpiador recomendado por un odontólogo. Una vez que un niño alcance los 12 meses de edad, comience a cepillar cualquier diente que haya salido dos veces al día. Algunos dentistas recomiendan usar una crema dental sin flúor antes de que el niño alcance los dos años de edad, pero consulte con su odontólogo para cerciorarse. Agua y un cepillo de dientes apropiado para la edad pueden ser suficientes.Una vez que los niños alcanzan la edad de dos años, motívelos a cepillar sus propios dientes. Sin embargo, los padres deben continuar vigilantes y cepillarlos de nuevo para cerciorarse de que los dientes hayan quedado limpios.

¿Cómo saber si necesitas ortodoncia?

¿Cuáles son las señales que pueden indicar que necesitas ponerte ortodoncia?

-Mordida abierta: se da cuando, al cerrar la boca, no hay contacto entre algunos dientes superiores con sus homólogos inferiores. Puede provocar problemas para morder bien, tensión excesiva en la mandíbula y desgaste de las muelas.
-Mordida cruzada: en general, nos referimos a esta patología cuando la mandíbula inferior o los mismos dientes inferiores aparecen desplazados, ya sea hacia los lados o hacia delante. La mordida cruzada puede hacer que las encías se retraigan o provocar pérdida de dientes. En casos severos también puede provocar problemas estéticos en la cara.
-Sobremordida: La sobremordida se da cuando las piezas dentales superiores cubren por completo las inferiores. La sobremordida puede provocar apiñamiento inferior, problemas en las encías y desgaste de los dientes.

– Dientes apiñados: si nuestros dientes se sobreponen uno encima de otro decimos que están apiñados. Lejos de ser solo un defecto estético, también puede provocar tensión mandibular y hacer que se acumule la placa bacteriana.
-Diastema o dientes separados: el caso opuesto se da cuando algunas piezas dentales están muy separadas entre sí. En este caso, podemos tener una propensión a acumular comida entre los dientes y también tener problemas en las encías.

Requisitos para un blanqueamiento dental

 

Todos los pacientes que decidan hacerse un blanqueamiento dental deberán cumplir los siguientes requisitos para poder someterse a esta práctica:

-Tener las superficies de los dientes limpias y exentas de placa bacteriana.
-Se deberá mantener una higiene bucodental muy cuidada.
-Tener sanas las encías.
-No debe tener caries, infecciones así como tampoco podrá presentar obturaciones filtradas.
De esta forma queda claro que un blanqueamiento dental no es apto para cualquier paciente. Por lo que en aquellos casos que la persona presente alguna situación de las que hemos comentado será necesario que arreglar la problemática de forma previa.

Casos en los que no se recomienda el blanqueamiento dental

-Mujeres embarazadas o en período de lactancia.
-Si los dientes presentan fisuras profundas.
-En menores de 13 años (antes de la erupción de los dientes permanentes).
-Y si se tiene hipersensibilidad dental.

Puente dental o implante ¿cuál es la mejor opción?

Cuando pierdes un diente hay factores tanto de estética y de función que se pierden. Por ello, es importante reponer los dientes perdidos lo antes posible para evitar alteraciones en la boca y problemas estéticos y de masticación.

El puente es una prótesis dental fija que se cementa a los dientes vecinos permitiéndote recuperar la estética y la masticación. Por otra parte, el implante es una raíz artificial de titanio que se coloca en el hueso.

Tanto el puente dental como el implante permite reponer el diente perdido devolviéndote la estética y la masticación.

Los implantes son un tratamiento más conservador que los puentes. Por ello, la mayoría de los dentistas aconsejan la colocación de implante en lugar de un puente dental.

Con relación al precio, actualmente es muy similar el coste de un puente dental y de un implante. Sin embargo, la duración del implante es mayor y también tiene la ventaja de mantener tu hueso y no ser necesario limar los dientes adyacentes.

Consejos para una buena higiene bucal en los niños

1.Cepillar los dientes mínimo dos veces al día.

Cada vez después de comer, si los niños tienen aparatos. El cepillado más importante es el de la mañana porque es cuando se tiene mayor carga bacteriana.

2. ¿Cepillo manual o eléctrico?

Los dos son buenos siempre que los utilicemos correctamente. En niños, el cepillo eléctrico después de los 12 años.

3. Establecer un orden de cepillado.

Dividir la boca en cuadrantes, ir de la zona superior a la inferior, como se quiera establecer el orden siempre que no se olviden de ninguna zona de la boca.

4. El cepillado va desde la encía hacia el diente.

Las caras externas con movimientos ascendentes, las caras internas con cepillados perpendiculares, combinar la técnica con movimientos circulares y que las cerdas entren un poco en la encía.

5. Los dientes se cepillan de uno en uno.

Los especialistas inciden en la importancia de cepillar cada uno de los dientes y recuerdan dos cepillados no son suficientes, hay que insistir.

6. Utilizar técnicas de higiene complementaria.

Los expertos recomiendan enjuagar la boca con flúor solo una vez al día y de ser posible por la noche. Utilizar hilo dental o el cepillo interdental y terminar siempre con la higiene de la lengua.

7. Tener cuidado con las comidas entre horas.

Los especialistas recomiendan que, en vez de que los niños consuman entre horas refrescos, zumos o batidos, es preferible darles de beber agua o leche y siempre elegir el pan natural ante el pan de molde.

¿Por qué debemos ir al dentista dos veces al año?

En Perú, la mayoría de las personas no cumple con las dos citas anuales recomendadas y casi siempre acudimos cuando sufrimos algún dolor o molestia. Este comportamiento, que es muy común, suele ocurrir por miedo o por dejadez; en realidad esta forma de actuar puede provocar problemas dentales más graves.

Lo mismo que en muchas otras áreas médicas, en la salud bucal la prevención es un aspecto fundamental. La mayor parte de problemas bucodentales son mucho más fáciles de resolver si son detectados a tiempo. Desde las simples caries, hasta la gingivitis o incluso el cáncer bucal, tienen muchas más posibilidades de ser tratados de forma sencilla y con éxito, si se hace a tiempo.

¿Por qué dos veces al año? ¿por qué dos y no tres o cuatro? La recomendación de ir al dentista dos veces al año es una generalización. Se trata de una sugerencia para el todo el mundo, en general. Esta frecuencia de visitas a la Clínica Dental deberá adaptarse a cada persona, según sus necesidades concretas. Puede variar en función de la edad, factores genéticos, estilo de vida, higiene, medicación, etc. El especialista odontólogo será quien determine la frecuencia con la que cada paciente debe visitarle.

Salud bucal y enfermedades cardíacas

 

Según Delta Dental, hay ahora dos enlaces específicos entre la salud bucal y las enfermedades del corazón. En primer lugar, estudios demuestran que si usted tiene enfermedad de las encías, sea en una etapa moderada o avanzada, estás en mayor riesgo de sufrir de enfermedades del corazón que alguien que tiene las encías sanas. Y en segundo lugar, porque la salud bucal puede proporcionar a los médicos señales de advertencia para una gama de enfermedades y condiciones, incluyendo aquellos en el corazón.

La salud bucal y las enfermedades del corazón están conectadas por la propagación de bacterias y otros gérmenes, desde su boca a otras partes de su cuerpo mediante el torrente sanguíneo. Cuando estas bacterias llegan al corazón, ellas se adhieren a cualquier área y causan una inflamación. Esto puede resultar en enfermedades como la endocarditis, que es una infección del revestimiento interno del corazón. Según la Asociación Americana del corazón, otras condiciones cardiovasculares como la arteriosclerosis (arterias obstruidas) y la apoplejía también se han relacionado con la inflamación causada por las bacterias bucales.

Siendo proactivo sobre su salud bucodental, usted puede protegerse de desarrollar una conexión entre la salud bucal y las enfermedades del corazón, y a la vez mantener una sonrisa sana, limpia y bella a lo largo de su vida.