Manchas negras entre los dientes

Muchos son los que con el paso del tiempo comienzan a ver unas manchas negras entre los dientes.

Parece algo insignificante y fijo que en un primer momento no nos parece perjudicial para nuestra salud.

Algo que vamos dejando pasar y por lo que a priori no nos preocupamos para nada.

A veces las manchas en los dientes son una alteración del esmalte dental.

En otras ocasionas son provocadas por el sarro dental.

Las manchas dentales alteran la estética de nuestra sonrisa.

Provocan que los dientes pierdan el tono blanco y se vean oscurecidos, provocando en muchos casos complejos al sonreír.

Si esto te ocurre, no hace falta que temas como si de algo imposible de curar se tratase, pero tampoco te dejes ir.

Lo mejor que puedes hacer en todo caso es acudir a tu dentista habitual.

Porque, si en un principio no le das importancia, debes saber que aunque tiene fácil solución el sarro dental no es del todo beneficioso para tu salud bucodental.

Cuando empieces a ver las primeras manchas negras o marrones en los dientes, acude a un odontólogo.

Aparte de problemas en el esmalte, o del acúmulo de sarro dental, pueden aparecer por otros motivos.

Tomar mucho café, té negro o vino, así como fumar hace con que los dientes se manchen.

Así mismo debes evitar aquellos alimentos que tiñen mucho los dientes.

Otra causa frecuente que provoca manchas negras en los dientes es el uso prolongado de enjuagues bucales que tienen clorhexidina.

Una vez retiradas estas causas y limpiadas las manchas puedes hacer un blanqueamiento dental para lograr una sonrisa bonita.

 

No dejes que las fiestas dañen tu sonrisa

fiestas

¿Se han preguntado cuál es la mejor forma de festejar las fiestas de fin de año? Se lo diremos, comiendo, comiendo y comiendo. Después de largas jornadas de trabajo en la semana, en donde tus comidas son cortas y básicas, pensar en poder disfrutar en familia, gozando de las mejores comidas, es muy placentero. Pero, quién se preocupa por su figura o más aún de su cuidado dental? La respuesta es, casi NADIE! Por eso contamos con nuestros queridos dentistas, que están ahí para salvar nuestra dentadura, de esas caries que poco a poco se comerán nuestros propios dientes.

Pero antes de que tengamos que acudir a nuestros dentistas, hay maneras de cómo podemos prevenir y ayudar a mantener nuestra boca saludable durante las fiestas.

Se selectivo con tus bebidas

Toma agua, mucha! El agua no es la única clave para la hidratación, es una buena manera de mantener tu boca limpia, cuando no puedes cepillarte los dientes después de haber comido. Un vaso de agua fría después de que te comiste un buen trozo de carne y  postres, es una buena forma de remover el azúcar que se te pega a los dientes.

El agua sin nada es lo mejor que hay, pero agregando un trozo de pepino o menta fresca, para un darle un toque distinto es eficiente también. Ten cuidado con el agua de limón, los limones son muy ácidos, y pueden perjudicar el esmalte de tus dientes, si son expuestos a esto varias veces durante el día. Guarda los limones para bebidas, ocasionalmente.

Aunque sabemos que las bebidas deportivas y los jugos son muy sabrosos, suelen estar llenos de azúcar y ácido, que puede causar la descomposición dental y desgaste del esmalte. Los niños en particular son más propensos a tomar estas bebidas, llevándolos a contraer caries en los dientes. Enfatiza lo importante que es el consumo de agua durante todo el día

Usa cepillos portátiles y el hilo dental.

Solo porque tu verano está lleno de actividades, no significa que tu boca tiene que pagar el precio. Cepillos portátiles y desechables están disponibles en muchas tiendas y caben perfectamente en tu bolso o bolsillos

Si has estado ingiriendo dulces con mucha azúcar, toma un par de minutos para darle a tus dientes un buen cepillado rápido. No vas a tener que preocuparte de esos molestos pedazos de comida, atrapados en tus dientes, y vas a hacer desaparecer esa placa de tu boca.

Consigue dientes más blancos este verano.

Ahora que estás manteniendo tus dientes más sanos, quieres que se vean espectaculares también. Aún no es tarde para que puedas tener una sonrisa radiante para las fiestas. Trata de evitar bebidas que manchan los dientes como el café y el té. Si tienes planes de ir a un matrimonio o una reunión de ex alumnos, o cualquier otra ocasión especial, es lógico que quieras que la gente te vea radiante y no con dientes manchados y/o descoloridos.

Hay muchas maneras de mantener tus dientes sanos y limpios, todavía hay tiempo para que cuides tu boca.


Fuente: Mundo odontólogo

¿Cómo prevenir la Boca de Biberón? (Caries de edad temprana)

boca-de-biberon

Una forma severa de caries que presentan los infantes y niños pequeños, es aquella causada por el uso frecuente del biberón. La exposición contínua y frecuente a leche (incluyendo la leche materna), jugos u otros líquidos endulzados incluyendo el té, ocasiona un deterioro rápido y severo de los dientes del bebé o niños pequeños. Los azúcares en estos líquidos son usados como fuente de energía por las bacterias que se encuentran en la placa bacteriana. Las bacterias a su vez, producen ácidos que atacan el esmalte de los dientes. Cada vez que su hijo/a toma un líquido que contiene azúcares, los ácidos atacan sus dientes por lo menos durante 20 minutos. Después de varios de esos ataques, puede que aparezca la caries dental. Todos los tipos de azúcares, incluyendo aquellos encontrados en la leche, fórmula, jugos de fruta y líquidos azucarados, pueden causar que las bacterias de la placa bacteriana produzcan ácidos. Sin embargo, no es sólo lo que usted pone en el biberón de su bebé lo que causa la boca de biberón, sino cuán a menudo y por cuánto tiempo los dientes del niño están expuestos a ácidos causantes de deterioro. Es por eso que ofrecerle a su niño un biberón que contenga esos líquidos varias veces al día como calmante, no es una buena idea. Es por eso que permitir que su niño se duerma con un biberón durante la siesta o de noche, puede causar gran daño a los dientes del niño. Durante el sueño, el flujo de saliva disminuye, permitiendo que los líquidos del biberón se acumulen alrededor de los dientes del niño por largos periodos de tiempo.

¿Cómo prevenir la boca de biberón?

Algunas veces, los padres no se dan cuenta que los dientes de un bebé son susceptibles al deterioro tan pronto como aparecen en la boca. Cuando se nota el deterioro, puede que sea muy tarde para salvar los dientes del niño.

  • Después de cada comida limpie los dientes y encías del niño con un trapo húmedo o una gasa para quitar la placa bacteriana. Continúe esta práctica hasta que la mayoría de los dientes de leche hayan erupcionado. Entonces, comience a cepillar y a usar el hilo dental.
  • Nunca deje que su hijo/a se duerma con un biberón que contenga leche, fórmula, jugos de fruta o líquidos azucarados, incluyendo el té.
  • Si su niño necesita un calmante entre comidas, en la noche o durante las siestas, llene un biberón con agua simple o bien déle un chupón limpio recomendado por su dentista o pediatra. Nunca le dé un chupón con miel.
  • Evite llenar el biberón de su niño con líquidos tales como agua con azúcar, gelatina dulce o refrescos.
  • Asegúrese de que su niño tome el fluoruro necesario para tener dientes resistentes al deterioro. Si el agua de su comunidad no contiene la cantidad apropiada de fluoruro, pregúntele a su odontopediatra en qué forma su niño debería recibir el fluoruro.
  • Empiece las visitas al odontopediatra al año de edad y continúelas regularmente cada 6 meses.

    Fuente: Dentists4kids