Las 7 FASES o etapas de la ortodoncia

Todo tratamiento de ortodoncia tiene un proceso desde que acudes al dentista hasta que tu problema de mordida queda solucionado.

A continuación, cuáles son y en qué consiste cada una de las etapas de la ortodoncia.

Tabla de Contenidos

¿A qué nos referimos con fases de ortodoncia?

El proceso de ortodoncia es el conjunto de movimientos dentarios que se realizan para mejorar la estética, función y masticación de tu boca.

Se divide en varias etapas hasta lograr la sonrisa deseada.

¿Cuáles son las etapas de la ortodoncia? En total, la ortodoncia tiene 7 fases: una fase cero en la que se realiza un estudio y otras 6 fases de ortodoncia activa.

Fase cero, el estudio de ortodoncia

Lo primero que hay que confeccionar es un estudio de ortodoncia para determinar el diagnóstico preciso y poder elaborar el plan de tratamiento.

Es indispensable que los profesionales tengan una buena planificación para que la persona obtenga los resultados deseados en función de sus propias necesidades bucodentales.

Para ello, el ortodoncista realizará una serie de pasos:

  • Evaluación del caso: el ortodoncista determina los problemas bucales que pueda tener el paciente observando diferentes aspectos, como la mordida, la mandíbula, la línea media…
  • Radiografías de los laterales del cráneo y panorámicas con las que podrá ver si hay infecciones, el estado de las raíces y ausencia de muelas, entre otras cosas.
  • Fotografías extraorales e intraorales para analizar la simetría facial y malposiciones dentarias, entre otras. Estas imágenes sirven también para que el propio paciente pueda obtener una comparativa entre su estética dental previa y posterior al tratamiento.
  • Modelos de estudio: es muy importante que el ortodoncista disponga de una muestra de la boca del paciente.

Tras haber planificado el tratamiento, se elige a través de qué medio se van a conseguir los objetivos y cuál se adecúa más al paciente, ya sean brackets metálicos, brackets estéticos, etc.

Una vez hemos colocado la aparatología (brackets transparentes o brackets metálicos), se empieza a producir el movimiento de los dientes.

Existen diferentes tipos de ortodoncias a disposición del paciente, que puede elegir el método que más le guste

Clínica Dental Liandent

La fase activa

1. Alineamiento y nivelación

El objetivo de esta fase es modificar las discrepancias verticales y el apiñamiento dentario, para lo que se utilizan fuerzas ligeras.

Igualmente, en esta fase también se llevan a cabo las acciones encaminadas a corregir la mordida cruzada dental y  traccionar los dientes que no han erupcionado, en caso de que la persona lo necesitara.

Esta etapa suele durar de 6 a 8 meses y tras su finalización, las arcadas estarán niveladas y los dientes en línea.

fases-ortodoncia-nivelacion

Nivelación de la mordida.

2. Corrección de la mordida

Se corrige la oclusión o mordida y se empiezan a encajar los dientes en su posición correcta en sentido anteroposterior y vertical.

A veces, es necesario utilizar elásticos (o gomas) como fuerzas externas para ayudarnos a corregir la mordida.

3. Cierre de espacios

La siguiente fase en la que se deben cerrar los espacios que hay entre los dientes una vez todo está alineado y colocado.

4. Acabado y culminación

Aquí, los dientes deben estar alineados, los espacios cerrados y la mordida tener una relación correcta.

En esta fase se realizarán pequeños ajustes de perfeccionamiento de la posición dentaria:

  • Igualar las raíces y comprobar que todas queden paralelas.
  • Adecuar las posiciones dentales individuales (pequeñas modificaciones o rotaciones que puedan quedar).
  • Corregir posibles discrepancias de línea media para que la superior e inferior coincidan.
  • Realizar el asentamiento final de la dentadura.
foto 2

Resultado Final.

5. Retiro de los aparatos

Una vez el ortodoncista considera que todos los objetivos se han conseguido, se procede a retirar la aparatología de la boca del paciente y así pasar a la fase de retención.

Llegados a este punto, los dientes están alineados, no hay espacios entre ellos, la mordida es la correcta y la estética es la idónea.

6. Etapa de retención

Es una fase muy importante, ya que gracias a ella mantendremos los resultados conseguidos.

"No olvides que los retenedores tienen un papel fundamental en la ortodoncia, ya que mantienen la nueva posición de tus dientes y evitan que vuelvan a moverse".
Tip
Liandent

Los dientes tienen memoria y tenderán a volver a su posición anterior.

Para que esto no ocurra, el profesional pondrá retenedores en la arcada superior e inferior, además de unas fundas transparentes (férulas) que la persona deberá llevar el tiempo que el ortodoncista estime necesario.

Como norma general, el dentista recomienda que la férula se lleve puesta durante todo el día, y únicamente por las noches pasados unos meses después del tratamiento de ortodoncia.

¡Así los dientes se mantendrán perfectos para siempre!

En Clínica Liandent contamos con un equipo de especialistas en ortodoncia que se encargará de proporcionarte el tratamiento adecuado en función de tus necesidades. Ahora conoces las etapas de la ortodoncia.

Si quieres conocer más detalles sobre nuestro centro o sobre cualquier tratamiento, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental Liandent. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

Comparte esta nota a tus amigos o familiares:

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram
Recurso 16

Me faltan dientes, ¿puedo usar ortodoncia?

Recurso 16

Hasta hace unos años, eran los niños y adolescentes los únicos que se sometían a tratamientos de ortodoncia.

Sin embargo, hoy en día se ha producido un auge de la ortodoncia entre pacientes adultos.

En estos casos hay que tener en cuenta que algunas personas, con el paso de los años han podido perder alguno de sus dientes o puede que ya lleven implantes, sin embargo esto no es motivo para no llevar ortodoncia. 

Tabla de contenidos

Ausencia de piezas dentales y ortodoncia

Es importante tener en cuenta que si estás pensando en alinearte los dientes, y tienes que ponerte implantes para reponer los dientes ausentes, es recomendable que visites al ortodoncista previo a la colocación de los implantes. 

En estos casos la planificación del tratamiento es multidisciplinar, y se planifica entre el ortodoncista y el cirujano que vaya a colocar los implantes. 

Los implantes no pueden moverse, por lo que limitan mucho los movimientos de ortodoncia una vez puestos

Además de que en algunos casos con apiñamiento, los huecos que hay por la ausencia de los dientes, se pueden aprovechar para el alineamiento de los dientes. 

Durante el tratamiento de ortodoncia, si el paciente requiere de estética, hay varias opciones para cubrir los huecos de los dientes ausentes. Especialmente si se trata de un diente de la zona anterior, es decir, de la zona estética. 

Dependiendo del caso, hay en algunos pacientes en los que decidimos abrir o mantener los huecos para los futuros implantes, y en otros casos en los que si la oclusión lo permite, se decide cerrar los huecos, y aprovechar ese espacio para la alineación de los dientes o la corrección de la mordida. Se necesitan registros completos, con fotos y radiografías para tomar este tipo de decisiones. 

De hecho, existen muchos casos en los que el tratamiento requiere de la extracción de algún diente con el fin conseguir un correcto alineamiento. Generalmente se extraen premolares, aunque existen excepciones, según el caso se decide extraer unos dientes u otros. 

Implantes y ortodoncia

Una de las dudas de los pacientes que llevan implantes es si pueden llevar ortodoncia teniendo implantes o coronas (fundas). Desde Clínica Dental Liandent confirmamos que no existe ningún problema y que la ortodoncia con implantes es posible.

Lo único que hay que tener en cuenta en este tipo de tratamiento es que no es posible mover los implantes, con lo cual los movimientos de ortodoncia están limitados por la posición del implante. Hay que planificar correctamente el tratamiento, y avisar al paciente de las limitaciones que existen en su caso en concreto. 

Y si el paciente todavía no se ha puesto los implantes, aconsejamos que acuda antes a su ortodoncista previo a la colocación de los mismos.

En Clínica Dental Liandent contamos con un equipo de especialistas en ortodoncia que te ayudará a resolver tus dudas si te falta alguna de las piezas o llevas implantes dentales. 

Comparte esta nota:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Mantener dientes blancos: 4 claves

En verano, los tratamientos que más éxito tienen son los de odontología estética. Concretamente, el blanqueamiento es una de las opciones preferidas para los pacientes de nuestra Clínica Dental Liandent. Y es que ¿qué mejor momento esta época para tener dientes blancos y una sonrisa más brillante y luminosa?

Además de ser una técnica mínimamente invasiva, consigue eliminar manchas y aclarar varios tonos el color del esmalte dental. Para lograr que los efectos duren el mayor tiempo posible, es fundamental llevar a cabo un estilo de vida saludable, así como tener en cuenta algunas recomendaciones. Precisamente en este post te proporcionamos una serie de consejos para mantener dientes blancos. ¡Descubre todos nuestros tips!

Dientes Blancos

Mantén a raya tu higiene dental

Nuestra primera recomendación está relacionada con tu higiene bucodental. Aunque siempre debes mantenerla a raya, habiéndote realizado un blanqueamiento con mayor motivo. ¿Por qué? Para evitar que se queden restos alimenticios y se acumule placa bacteriana que pueda alterar el color de tus dientes. Así que, ya sabes, prepara un kit de emergencia para tus escapadas de verano y mete todos tus indispensables: cepillo, dentífrico y seda dental, como mínimo. De este modo te asegurarás de tener una boca limpia y libre de bacterias, logrando que los resultados del blanqueamiento duren más tiempo.

Controla tu alimentación

Además de la higiene bucodental, otro de los aspectos que debes tener en cuenta es la dieta alimentaria. Como ya sabes, hay algunos alimentos que pueden llegar a manchar tus dientes. Es el caso de aquellos con colores llamativos, que están compuestos de pigmentos naturales que pueden alterar los resultados del blanqueamiento. Por ejemplo, el café, el vino tinto, el té negro, los frutos rojos, el cacao o las salsas, tanto caseras como industriales. Por ello, en la medida de lo posible, minimiza el consumo de este tipo de alimentos. Y, si los tomas, no olvides después lavarte los dientes y enjuagarte la boca.

Dile adiós al tabaco

El tabaco es uno de los enemigos principales de la salud. De hecho, en Europa ocasiona cada año 1,2 millones de muertes. Está directamente relacionado con enfermedades cardiacas y pulmonares, entre otras. También afecta negativamente a la salud bucodental, provocando sequedad e irritación de las mucosas. Por si todo esto fuera poco, propician la mala higiene oral, el mal aliento y el oscurecimiento dental. Por todo ello, nuestra recomendación es que dejes de fumar lo antes posible. Así, evitarás el desarrollo de enfermedades y conseguirás que los efectos del blanqueamiento sean más duraderos.

En este sentido, en Clínica Dental Liandent disponemos de un equipo de especialistas en estética dental que se encargará ofrecerte todos los consejos que necesitas para lograr que tu blanqueamiento dure el mayor tiempo posible.

Para conocer más detalles sobre nuestro centro, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental.

¡Estaremos encantados de poder atenderte y ayudarte en todo lo que necesites! No te olvides de participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita compartir esta nota a tus familiares y amigos.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Miniatura BLOG

¿Qué es una maloclusión dental?

Miniatura BLOG

La sonrisa es una de las partes más importantes del rostro. Con ella, transmitimos muchísima información. Además de su estética, es importante que también sea perfecta a nivel funcional. En este sentido, a nuestra clínica dental Liandent acuden bastantes pacientes con problemas de oclusión. Pero ¿qué es y cómo detectar una maloclusión dental? Si quieres conocer la respuesta, ¡sigue leyendo este post!

¿Qué es una maloclusión dental?

Cuando hablamos de maloclusión dental nos referimos a la incorrecta alineación de los dientes. Es decir, una mordida inadecuada. Las piezas dentales deben encajar correctamente en la boca y, de no ser así, se estaría produciendo un problema de oclusión.

¿Cómo detectar una maloclusión dental?

Para poder detectar una maloclusión es necesario tener en cuenta los diferentes tipos de mordida que puede haber:

  • Clase I: se conoce como mordida clase I aquella en la que los dientes encajan a la perfección. Esta es la mordida correcta y a la que se debe aspirar.
  • Clase II: es aquella en la que la mandíbula está atrasada con respecto al maxilar.
  • Clase III: cuando la mandíbula está adelantada con respecto al maxilar hablamos de mordida clase III.
  • Mandíbula asimétrica: este problema se produce cuando la mandíbula no encaja como debería porque está desviada hacia un lado.
  • Mordida abierta: se produce cuando los dientes superiores e inferiores no logran contactar entre ellos y el paciente no puede cerrar la boca por completo.
  • Mordida cruzada: cuando el hueso maxilar es demasiado estrecho se produce una mordida cruzada. El origen de este problema se encuentra en un paladar estrecho, una mandíbula muy ancha o una combinación de ambas situaciones.
  • Sobremordida: se produce cuando los dientes superiores frontales sobresalen de forma exagerada sobre los dientes inferiores.

Soluciones para una maloclusión

Una vez hemos conocido los diferentes tipos de mordida y maloclusiones, es el momento de descubrir cuál es la mejor solución para resolver cada situación. Lo cierto es que todo dependerá de cada caso. Es importantísimo estudiar exhaustivamente la boca de cada paciente para poder encontrar el tratamiento más adecuado en función de las necesidades particulares.

Uno de los tratamientos más comunes para resolver esta clase de problemas en adultos es la ortodoncia. Como ya sabes, esta especialidad de la odontología se encarga de corregir problemas estéticos y de oclusión, logrando una sonrisa perfecta tanto por su aspecto como por su funcionalidad.

Principalmente, existen dos tipos de ortodoncia:

  • Ortodoncia con brackets: esta es la ortodoncia de toda la vida. Existen diferentes tipos y, en base a lo que desee y requiera cada paciente, se coloca uno u otro. En Infinity contamos con brackets de zafiroautoligables y linguales.
  • Ortodoncia invisible: consiste en unos alineadores transparentes hechos a medida que se pueden quitar y poner para comer y cepillarse los dientes con total normalidad. Destacan por su estética y su confort.

No obstante, existen otra serie de tratamientos como, por ejemplo, intervenciones quirúrgicas, que también serán indispensables en ciertos casos a la hora de corregir el problema.

En Clínica Liandent contamos con un equipo de especialistas en ortodoncia que se encargará de proporcionarte el tratamiento adecuado en función de tus necesidades.

Si quieres conocer más detalles sobre nuestro centro o sobre cualquier tratamiento, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental Liandent. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

Comparte esta nota a tus amigos o familiares:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter

Dolor de muela: 5 causas

El dolor de muela es una de las molestias más prevalentes a nivel mundial. Gran parte de la población ha sufrido en su propia boca este tipo de dolores, que pueden ser consecuencia de diferentes causas. En la Clínica Dental Liandent queremos que sepas cuáles son los motivos más habituales de la odontalgia. Por ello, vamos a explicarte porqué te duelen las muelas y cómo debes actuar en consecuencia.

Es habitual que el dolor de muela vaya acompañado de otros síntomas, como el aumento de la sensibilidad dental o molestias en el oído y las cervicales. Normalmente este tipo de dolores aparecen de manera repentina y suelen ser muy intensos y molestos. Con el propósito de seguir el mejor tratamiento posible y acabar con los dolores de muelas con éxito es importante llevar a cabo un examen de diagnóstico de alta calidad.

Síntomas habituales del dolor de muela

El dolor de muela es variable de una persona a otra. No obstante, es muy fácil identificarlo. La odontalgia suele presentarse como un dolor intenso e intermitente, que aparece en una zona concreta de la boca y puede irradiar hacia zonas cercanas, como la cabeza, las cervicales o el oído.

Cuando duelen las muelas es normal que aumente la sensibilidad dental, sobre todo, ante alimentos o bebidas muy fríos o muy calientes.

5 causas del dolor de muela

Caries en las muelas

La formación de caries es la principal causa del dolor de muelas. Se trata de una infección bastante común, que podría evitarse si se siguen buenas prácticas de higiene bucodental. La caries comienza su proceso de destrucción en el esmalte dental, que es la capa más externa del diente.

Si no se trata con rapidez, la infección continuará penetrando hacia el interior de la pieza dental, pudiendo llegar a la pulpa dental. En este caso estamos ante una caries grave, que debe de ser tratada con la mayor celeridad.

El tratamiento para las caries es muy variado. En Infinity Dental analizamos tu caso detalladamente, con el fin de ofrecerte una solución a medida. Si nos enfrentamos a una infección liviana, que está en sus primeros estadios, bastará con planificar un empaste dental u obturación. En el caso de que la caries ya haya llegado a la pulpa dental, la endodoncia será el tratamiento necesario.

Enfermedades periodontales

Otra de las causas posibles del dolor de muela es la presencia de una patología periodontal. Estas enfermedades son de origen infeccioso e inflamatorio y también son consecuencia directa de la mala higiene bucodental.

La gingivitis es el inicio de la enfermedad periodontal. Si no tratamos esta afección cuanto antes, dará paso a una periodontitis. Se trata de una infección oral grave, que provoca la destrucción del tejido periodontal pudiendo llegar a provocar la pérdida de dientes.

Los principales síntomas de enfermedad periodontal aparecen en las encías y tejidos adyacentes. Si notas sangrado de encías, inflamación de encías o un cambio de color en la zona, debes visitar nuestro departamento de periodoncia. El objetivo del periodoncista es planificar un tratamiento periodontal seguro, individualizado y de alta calidad.

En muchos casos, la realización de un curetaje dental o raspado y alisado radicular es esencial para eliminar la infección dental profunda.

Muelas del juicio

Es frecuente que aparezca dolor de muela ante la erupción de los cordales o muelas del juicio. Cuando esto sucede, las molestias suelen ser bastante intensas. En nuestra clínica dental analizamos tu caso detalladamente, ya que solo planificaremos la exodoncia si existe un riesgo claro para tu salud bucodental. Es decir, si las muelas del juicio salen limpiamente y no interfieren en la salud del resto de dientes, no sería necesario extraerlas.

Traumatismos dentales

Una causa del dolor de muelas se explica mediante el traumatismo bucal. Un golpe en los dientes que, aparentemente, no ha generado daños, podría haber provocado una pequeña fisura, a través de la que estarían accediendo bacterias. Por ello, siempre te recomendamos que acudas a revisión dental si has sufrido un trauma bucal.

Bruxismo

El bruxismo o acto involuntario de rechinar los dientes también puede provocar dolor dental y de muela. Si te sucede esto es importante que acudas al dentista, debido a que el bruxismo puede desencadenar graves problemas en tu sonrisa, como el debilitamiento de dientes, la formación de caries dentales o las fracturas bucales.

Uno de los tratamientos más exitosos para el bruxismo es la colocación de una férula de descarga durante la noche. La férula dental no impide la patología, pero sí que frena sus graves consecuencias.

Solicita tu cita en Liandent si tienes dolor de muela y no sabes a qué puede deberse. Nuestro equipo médico planificará un tratamiento personalizado, que te ayudará a mantener una sonrisa perfecta, libre de infecciones en los dientes. 

¡Estaremos encantados de poder atenderte y ayudarte en todo lo que necesites! No te olvides de participar a través de tu comentario.

Comparte esta nota a tus amigos y familiares:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

¿Qué es el prognatismo mandibular en niños?

La ortodoncia interceptiva se encarga de corregir problemas de oclusión en edades en las que la fase de crecimiento todavía no ha terminado. En este sentido, una de las alteraciones que se puede tratar mediante esta especialidad es el prognatismo mandibular. Pero ¿qué es? ¿Mediante qué aparatos puede solucionarse? Y ¿a qué edad se debe acudir al ortodoncista por primera vez en Huancayo? Desde nuestra Clínica Dental Liandent, ¡resolvemos todas tus dudas!

¿Cuándo debe realizarse la primera visita al ortodoncista?

Según la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial, la primera revisión al ortodoncista se recomienda hacer a los 6 años. En esta etapa, los dientes de leche empiezan a caerse y a salir los definitivos; por ello, se conoce como dentición mixta.

Además, erupcionan los primeros molares definitivos y se forma la estructura básica de mordida. Ten en cuenta que un problema de oclusión en esta edad tiene un tratamiento más sencillo que en adultos. Esta visita servirá para que el ortodoncista infantil verifique el óptimo recambio dental, así como la correcta oclusión.

¿Qué es el prognatismo mandibular?

Se trata de una alteración que afecta a la mandíbula. Durante la fase de crecimiento, la mandíbula crece más de lo que debería, quedando por encima del maxilar. Estéticamente se aprecia un mentón mucho más prominente y pronunciado en comparación con el hueso maxilar superior. Es decir, al cerrar la boca, los dientes de abajo sobresalen por delante de los de arriba.

Este tipo de deformaciones es conveniente detectarlas y tratarlas de forma temprana. De hecho, cuando existe un prognatismo mandibular en niños no suele haber ningún tipo de problema, pues normalmente se puede corregir mediante un tratamiento ortopédico. Sin embargo, en fase adulta es probable que se requiera una cirugía ortognática.

¿Cómo corregir el prognatismo mandibular en niños?

Para corregir este tipo de maloclusión en niños hay que llevar a cabo un tratamiento de ortodoncia interceptiva.

  • Mentonera: se trata de un aparato funcional que se coloca en la mandíbula cuando el niño todavía está en fase de crecimiento. Su objetivo es frenar el crecimiento de la mandíbula.
  • Máscara facial: es un aparato extraoral y removible que lleva un soporte en la frente y otro en el mentón con el que conseguimos detener el crecimiento de la mandíbula y estimular el crecimiento del hueso maxilar superior. Para ello, se combina con el uso de un disyuntor de paladar. Así, corregimos el prognatismo mandibular.

Tanto la mentonera como la máscara facial, normalmente el niño las utiliza durante las horas en las que está en casa o para dormir. Generalmente, la duración de estos tratamientos suele ser entre 12 y 18 meses, pero todo dependerá de cada caso particular.

De todos modos, en Clínica Dental Liandent contamos con un equipo de especialistas en ortodoncia que se encargará de estudiar el caso de tu hijo o hija, proporcionando un tratamiento a su medida.

Para conocer más detalles sobre nuestro centro, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra Clínica Dental Liandent Huancayo.

¡Estaremos encantados de poder atenderte y ayudarte en todo lo que necesites! 

5 problemas dentales hereditarios

Al igual que con otras partes del cuerpo, la genética puede afectar nuestra boca. Tanto es así que hay enfermedades que vienen de familias. En este artículo te contamos cuáles son los 5 problemas dentales hereditarios más comunes. ¿Te gustaría conocerlos? ¡Sigue leyendo!

1. Periodontitis

Hasta el 30% de la población puede tener una predisposición genética a la enfermedad de las encías. Caracterizado por encías hinchadas y sensibles, este problema común está relacionado con la caries dental y, si no se trata, puede provocar la pérdida de dientes y huesos.

El diagnóstico y tratamiento tempranos pueden ayudar a proteger sus encías y dientes a largo plazo. ¿La enfermedad de las encías es algo con lo que luchan los miembros de su familia? Asegúrese de mencionar esto a su dentista.

2. Caries

Algunas personas son más susceptibles a la temida caries que otras. Al igual que con la periodontitis, también existe un factor genético que predispone a algunos pacientes a una mayor susceptibilidad a la caries dental.

Por ello, es fundamental practicar las máximas medidas de higiene bucal, visitar periódicamente al dentista y llevar un estilo de vida saludable. Lo mismo intentamos transmitir a los pacientes que visitan cada día nuestra clínica dental.

3. Microdoncias

Otro problema bastante común que ocurre entre distintas generaciones de una misma familia es la microdoncia. Es un cambio cosmético que hace referencia al tamaño excesivamente pequeño de ciertas piezas dentales.

Por lo general, esto ocurre en los dientes frontales superiores y se puede resolver con la colocación de carillas dentales.

4. Agenesia dental

La ausencia de uno o más dientes que no se han llegado a formar denomina agenesia dental. Este problema afecta a cerca del 3% de la población, afectando tanto a la estética como a la función de la sonrisa.

La falta de desarrollo de uno o más dientes está relacionada con factores genéticos. Sin embargo, se puede solucionar colocando un implante dental.

5. Hiperdoncia

El ser humano cuenta con 32 piezas dentales en total. En algunos casos con 28, si no tienen muelas del juicio.

Sin embargo, las personas con más de 32 dientes se ven afectadas por una anomalía conocid como hiperdoncia. Aunque no hay una causa específica, se cree que afecta la genética y puede ser un problema genético.

Estos dientes que no deben formarse se llaman supernumerarios y suelen erupcionar en la arcada superior. No solo cambian la estética sino que también pueden afectar la mordida.

¡Si padeces cualquiera de estas afecciones no dudes en visitarnos! En la Clínica Dental Liandent nuestros dentistas de confianza son expertos en tratamientos para cuidar tu salud. Ven a visitarnos y consulta nuestros tratamientos.

¿Cuándo comenzar una higiene oral apropiada en los niños?

Muchos padres quieren saber: ¿a qué edad debería comenzar a cepillar y usar hilo dental en los dientes de mis hijos? Una buena regla es comenzar el uso del hilo dental tan pronto como los dientes del niño estén en contacto entre sí, generalmente alrededor de la edad de dos a tres años.

Una vez que los dientes alcancen este punto, las partículas de comida pueden quedar atrapadas entre los dientes y propiciar el crecimiento de bacterias y el desarrollo de la placa. No todos los niños necesitan utilizar hilo dental a esta edad; entonces, debe consultar a su odontólogo, sin embargo, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) recomienda a los padres cepillar los dientes de sus niños pequeños dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves especialmente diseñado para niños pequeños con bocas pequeñas y encías delicadas. Los cuidados bucales pueden comenzar antes de que salgan los dientes. La AAP recomienda que, después de alimentar al bebé, los padres limpien las encías con una toalla suave o un cepillo de dientes de bebé usando únicamente agua (sin crema dental).

Igualmente, puede utilizar un limpiador recomendado por un odontólogo. Una vez que un niño alcance los 12 meses de edad, comience a cepillar cualquier diente que haya salido dos veces al día. Algunos dentistas recomiendan usar una crema dental sin flúor antes de que el niño alcance los dos años de edad, pero consulte con su odontólogo para cerciorarse. Agua y un cepillo de dientes apropiado para la edad pueden ser suficientes.Una vez que los niños alcanzan la edad de dos años, motívelos a cepillar sus propios dientes. Sin embargo, los padres deben continuar vigilantes y cepillarlos de nuevo para cerciorarse de que los dientes hayan quedado limpios.

7 malos hábitos para tus dientes

1- Tus dientes no sirven para abrir botellas
Esto lo habrás visto en alguna ocasión, esto es algo que no debes hacer nunca si quieres cuidar a tus dientes.

2- Los dientes cortan comida, nada más.
No hilo, ni etiquetas de ropa. Los dientes cortan comida, por algo se inventaron las tijeras.

3- Los lapiceros y bolígrafos no se muerden.
¿Sabes la cantidad de bacterias que tiene un lápiz o un bolígrafo?. Piensa la cantidad de veces que lo tocas, que se cae al suelo, que los demás lo tocan… No es por estar obsesionados por la higiene, pero eso no se debe hacer.

4- Uñas decapitadas
Las uñas no se muerden, a ese problema se llama onicofagia. Las uñas al igual que un bolígrafo o lápiz tiene multitud de bacterias que puede provocarnos alguna infección e incluso malformación dental. Cuidado con éste mal hábito para tus dientes.

5- El palillo no sirve para sacarse la comida de los dientes

El palillo es un cubierto, no un accesorio de higiene dental. Para sacar la comida que en ocasiones se queda entre los dientes hay dos opciones: el hilo o seda dental y los cepillos interdentales. Depende del hueco que tengamos entre nuestros dientes, podremos utilizar uno u otro o los dos combinados.

6- Los piercings orales
La moda de ponerse piercings en la lengua o labios puede ocasionar problemas muy serios en nuestros dientes y boca. Desde infecciones, problemas en los nervios y músculos de la lengua, retracción de encías, etc.

7- Fumar
El tabaco es el peor hábito que podemos tener para nuestros dientes y para nuestro cuerpo en general. No solo destruye pulmones, faringe, y demás órganos, tu salud dental también se ve afectada por este mal hábito. Desde amarillear los dientes y provocar más sarro en ellos, hasta el cáncer oral.