¿Cuándo comenzar una higiene oral apropiada en los niños?

Muchos padres quieren saber: ¿a qué edad debería comenzar a cepillar y usar hilo dental en los dientes de mis hijos? Una buena regla es comenzar el uso del hilo dental tan pronto como los dientes del niño estén en contacto entre sí, generalmente alrededor de la edad de dos a tres años.

Una vez que los dientes alcancen este punto, las partículas de comida pueden quedar atrapadas entre los dientes y propiciar el crecimiento de bacterias y el desarrollo de la placa. No todos los niños necesitan utilizar hilo dental a esta edad; entonces, debe consultar a su odontólogo, sin embargo, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) recomienda a los padres cepillar los dientes de sus niños pequeños dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves especialmente diseñado para niños pequeños con bocas pequeñas y encías delicadas. Los cuidados bucales pueden comenzar antes de que salgan los dientes. La AAP recomienda que, después de alimentar al bebé, los padres limpien las encías con una toalla suave o un cepillo de dientes de bebé usando únicamente agua (sin crema dental).

Igualmente, puede utilizar un limpiador recomendado por un odontólogo. Una vez que un niño alcance los 12 meses de edad, comience a cepillar cualquier diente que haya salido dos veces al día. Algunos dentistas recomiendan usar una crema dental sin flúor antes de que el niño alcance los dos años de edad, pero consulte con su odontólogo para cerciorarse. Agua y un cepillo de dientes apropiado para la edad pueden ser suficientes.Una vez que los niños alcanzan la edad de dos años, motívelos a cepillar sus propios dientes. Sin embargo, los padres deben continuar vigilantes y cepillarlos de nuevo para cerciorarse de que los dientes hayan quedado limpios.

7 malos hábitos para tus dientes

1- Tus dientes no sirven para abrir botellas
Esto lo habrás visto en alguna ocasión, esto es algo que no debes hacer nunca si quieres cuidar a tus dientes.

2- Los dientes cortan comida, nada más.
No hilo, ni etiquetas de ropa. Los dientes cortan comida, por algo se inventaron las tijeras.

3- Los lapiceros y bolígrafos no se muerden.
¿Sabes la cantidad de bacterias que tiene un lápiz o un bolígrafo?. Piensa la cantidad de veces que lo tocas, que se cae al suelo, que los demás lo tocan… No es por estar obsesionados por la higiene, pero eso no se debe hacer.

4- Uñas decapitadas
Las uñas no se muerden, a ese problema se llama onicofagia. Las uñas al igual que un bolígrafo o lápiz tiene multitud de bacterias que puede provocarnos alguna infección e incluso malformación dental. Cuidado con éste mal hábito para tus dientes.

5- El palillo no sirve para sacarse la comida de los dientes

El palillo es un cubierto, no un accesorio de higiene dental. Para sacar la comida que en ocasiones se queda entre los dientes hay dos opciones: el hilo o seda dental y los cepillos interdentales. Depende del hueco que tengamos entre nuestros dientes, podremos utilizar uno u otro o los dos combinados.

6- Los piercings orales
La moda de ponerse piercings en la lengua o labios puede ocasionar problemas muy serios en nuestros dientes y boca. Desde infecciones, problemas en los nervios y músculos de la lengua, retracción de encías, etc.

7- Fumar
El tabaco es el peor hábito que podemos tener para nuestros dientes y para nuestro cuerpo en general. No solo destruye pulmones, faringe, y demás órganos, tu salud dental también se ve afectada por este mal hábito. Desde amarillear los dientes y provocar más sarro en ellos, hasta el cáncer oral.

 

¿Por qué elegir un especialista en ortodoncia?

Odontólogo (o dentista)
Es un licenciado que ha estudiado 5 años en la universidad. Aprendiendo como tratar todos los problemas dentales de forma general. Ha realizado un número determinado de empastes, extracciones, prótesis etc, pero normalmente no ha realizado ningún tratamiento de ortodoncia en pacientes durante esos 5 años.

Ortodoncista
Es un odontólogo o dentista, que después de los 5 años de licenciatura decide continuar su formación y especializarse en Ortodoncia.

Para ello debe cursar 3 años más de formación universitaria o posgrado a tiempo completo: formación teórica y práctica. Realizando, durante esos 3 años, un gran número de tratamientos de ortodoncia a pacientes que acuden a la clínica universitaria. Todo ello supervisado por profesionales ortodoncistas con experiencia.

¿Qué ganas tú si tu tratamiento de ortodoncia lo realiza un ORTODONCISTA ESPECIALISTA?

SEGURIDAD: porque un ortodoncista tiene experiencia tratando pacientes de ortodoncia en la universidad antes que en la clínica
TRANQUILIDAD: porque cuando las cosas van bien todos pueden poner un aparato, pero cuando algo se complica, hay que tener la formación suficiente para saber resolver los posibles problemas que pueden surgir durante el tratamiento.
BUENOS RESULTADOS: porque un ortodoncista se dedica única y exclusivamente a realizar tratamientos de ortodoncia.

Requisitos para un blanqueamiento dental

 

Todos los pacientes que decidan hacerse un blanqueamiento dental deberán cumplir los siguientes requisitos para poder someterse a esta práctica:

-Tener las superficies de los dientes limpias y exentas de placa bacteriana.
-Se deberá mantener una higiene bucodental muy cuidada.
-Tener sanas las encías.
-No debe tener caries, infecciones así como tampoco podrá presentar obturaciones filtradas.
De esta forma queda claro que un blanqueamiento dental no es apto para cualquier paciente. Por lo que en aquellos casos que la persona presente alguna situación de las que hemos comentado será necesario que arreglar la problemática de forma previa.

Casos en los que no se recomienda el blanqueamiento dental

-Mujeres embarazadas o en período de lactancia.
-Si los dientes presentan fisuras profundas.
-En menores de 13 años (antes de la erupción de los dientes permanentes).
-Y si se tiene hipersensibilidad dental.

Puente dental o implante ¿cuál es la mejor opción?

Cuando pierdes un diente hay factores tanto de estética y de función que se pierden. Por ello, es importante reponer los dientes perdidos lo antes posible para evitar alteraciones en la boca y problemas estéticos y de masticación.

El puente es una prótesis dental fija que se cementa a los dientes vecinos permitiéndote recuperar la estética y la masticación. Por otra parte, el implante es una raíz artificial de titanio que se coloca en el hueso.

Tanto el puente dental como el implante permite reponer el diente perdido devolviéndote la estética y la masticación.

Los implantes son un tratamiento más conservador que los puentes. Por ello, la mayoría de los dentistas aconsejan la colocación de implante en lugar de un puente dental.

Con relación al precio, actualmente es muy similar el coste de un puente dental y de un implante. Sin embargo, la duración del implante es mayor y también tiene la ventaja de mantener tu hueso y no ser necesario limar los dientes adyacentes.

Sonrisa perfecta con brackets

Puede ser que llevar ortodoncia te provoque cierta inseguridad al sonreír, pero con estos tips vas a tener una gran sonrisa sin preocuparte de tu aspecto.

La mayor parte de los brackets no se notan tanto como crees, especialmente cuando se trata de brackets estéticos. Con los brackets sucede como con todo lo demás, cuanta más importancia le des tú, más importancia le darán los demás.

En cuanto se colocan los brackets se empiezan a mover los dientes y la sonrisa empieza a ser mucho más bonita a pesar de llevar la ortodoncia puesta.

La limpieza del aparato dental es clave. Lo que sí tendrás que mantener es una buena limpieza de los dientes y los brackets para que se vean blancos y bonitos.

Recuerda que para que la ortodoncia dure lo menos posible y puedas lucir lo antes posible una sonrisa espectacular, es importante llevar a cabo todas sus indicaciones, para evitar problemas durante y después de la ortodoncia.

Utiliza el maquillaje si eres mujer para destacar tus rasgos

¿Te preocupa que se fijen demasiado? Si al principio te preocupa que se fijen en tus brackets, destaca el maquillaje de tus ojos. De esta forma cambiarás el foco de atención.

Implantes ¿es la mejor opción cuando perdiste los dientes?

Los implantes son raíces dentales artificiales utilizadas para remplazar dientes perdidos. Los implantes están hechos de materiales biocompatibles como el titanio que pueden ser aceptados por el cuerpo humano. Los implantes son colocados en el hueso donde los dientes están ausentes. Luego, el hueso se adhiere a la superficie del implante creando un fuerte cimiento en donde se pueden atornillar los dientes artificiales (coronas y puentes).

Los Implantes dentales son la primera opción para remplazar dientes ausentes o en mal estado. Las restauraciones que van encima de los implantes seven, se sienten y funcionan como dientes naturales. Estas restauraciones van fijadas a los implantes de manera permanente proporcionando estabilidad y eliminando los aspectos desagradables de las prótesis removibles: problemas al hablar, discomfort, inflamación de los tejidos blandos, dificultad al masticar, falta de ajuste, entre otros.

Algunos de los métodos tradicionales para remplazar dientes ausentes como los puentes fijos sobre dientes, están diseñadas para durar un tiempo aproximado de 7 años, que se puede prologar con buenos cuidados de 10 años a más, sin embargo, hasta cierto punto estos tarde o temprano necesitan ser remplazados. La restauración sobre implantes dentales por otro lado puede durar para toda la vida siempre y cuando sean bien colocados y se sigan con los cuidados respectivos.

En caso de colocación de un solo implante dental, los pacientes normalmente pueden volver a trabajar al día siguiente. Sin embargo, cuando se realizan procedimientos avanzados como la colocación de injertos óseos o se colocan múltiples implantes, el tiempo de recuperación puede ser de 2 días a más. Por supuesto cada individuo sujeto a tratamiento es diferente y los tiempos pueden varias dependiendo del caso.

¿Por qué debo extraerme las muelas del juicio?

Las muelas del juicio son los terceros molares superiores e inferiores, ubicados en el fondo de la boca. Se conocen como muelas del juicio porque suelen salir entre los 17 y los 21 años, cuando una persona tiene la edad suficiente para haber adquirido algo de «juicio».

Las muelas del juicio que están sanas y en la posición correcta no suelen causar problemas. Usted puede tener un problema si sucede cualquiera de las siguientes cosas:

Las muelas del juicio solo salen parcialmente a través de las encías debido a la falta de espacio. Esto puede hacer que un colgajo de tejido de la encía crezca por encima de ellas. La comida puede quedar atrapada en el colgajo y causar una infección de las encías.

Salen torcidas o en la dirección equivocada.

Su maxilar no es lo suficientemente amplio como para que tengan espacio. Las muelas del juicio pueden quedarse atrapadas (retenidas) en el maxilar y no poder brotar de las encías.

Están tan atrás en la boca o tan apiñadas que usted tiene dificultad para limpiar la zona.

Se forma un quiste. Este puede dañar el hueso o las raíces.

 

 

Diseño de sonrisa: el rol de los incisivos centrales en la sonrisa

La posición, forma y color de los incisivos superiores determinan la estética de la sonrisa. Investigadores del Reino Unido han realizado un estudiado sobre cómo las variaciones en la forma de los incisivos condicionan la estética de la sonrisa concluyendo que los incisivos con una forma cónica u ovalada configuran una sonrisa más deseable.

En el estudio, 30 odontólogos, 30 técnicos y 30 pacientes han evaluado la fotografía de una mujer sonriendo mostrando sus dientes superiores. La fotografía fue alterada digitalmente para producir cinco formas distintas de incisivos: cuadrados, ovoides, triangulares y dos variaciones más, la cónica-ovoide y la cuadrada-ovoide y cuadrada-estrecha. La forma cónica-ovoide en los incisivos superiores fue percibida como más atrayente; cerca de 70% de los odontólogos, el 50% de los técnicos y el 30% de los pacientes coincidieron en que esta era la forma más atractiva. Los incisivos superiores de forma ovoide fueron elegidos  como los segundos para conformar una sonrisa atractiva.

Salud bucal y diabetes

Los problemas de salud oral pueden ser más serios cuando usted tiene diabetes, incluyendo la caries dental; enfermedad de encías; infección y demora en la cicatrización; disfunción de la glándula salival; infecciones fúngicas; discapacidad del sentido del gusto y más.

Los niveles altos de glucosa en su saliva pueden ayudar a estimular bacterias, por lo que asegúrese de cepillarse y utilizar seda dental regularmente. Una vez se haya acumulado la placa sobre sus dientes y la línea de encías, ésta puede causar una inflamación crónica y una infección en su boca, así que usted necesita tener limpiezas y chequeos regulares.

Visite su dentista si usted observa que sus encías sangran fácilmente, están inflamadas, sensibles o rojas, se salen de sus dientes; si hay pus entre sus dientes y encías o si constantemente tiene mal aliento o mal sabor en su boca; si tiene dientes permanentes que están flojos o separados o si hay un cambio en su mordida o la forma en que sus dientes se ajustan.