Miniatura BLOG

¿Qué es una maloclusión dental?

Miniatura BLOG

La sonrisa es una de las partes más importantes del rostro. Con ella, transmitimos muchísima información. Además de su estética, es importante que también sea perfecta a nivel funcional. En este sentido, a nuestra clínica dental Liandent acuden bastantes pacientes con problemas de oclusión. Pero ¿qué es y cómo detectar una maloclusión dental? Si quieres conocer la respuesta, ¡sigue leyendo este post!

¿Qué es una maloclusión dental?

Cuando hablamos de maloclusión dental nos referimos a la incorrecta alineación de los dientes. Es decir, una mordida inadecuada. Las piezas dentales deben encajar correctamente en la boca y, de no ser así, se estaría produciendo un problema de oclusión.

¿Cómo detectar una maloclusión dental?

Para poder detectar una maloclusión es necesario tener en cuenta los diferentes tipos de mordida que puede haber:

  • Clase I: se conoce como mordida clase I aquella en la que los dientes encajan a la perfección. Esta es la mordida correcta y a la que se debe aspirar.
  • Clase II: es aquella en la que la mandíbula está atrasada con respecto al maxilar.
  • Clase III: cuando la mandíbula está adelantada con respecto al maxilar hablamos de mordida clase III.
  • Mandíbula asimétrica: este problema se produce cuando la mandíbula no encaja como debería porque está desviada hacia un lado.
  • Mordida abierta: se produce cuando los dientes superiores e inferiores no logran contactar entre ellos y el paciente no puede cerrar la boca por completo.
  • Mordida cruzada: cuando el hueso maxilar es demasiado estrecho se produce una mordida cruzada. El origen de este problema se encuentra en un paladar estrecho, una mandíbula muy ancha o una combinación de ambas situaciones.
  • Sobremordida: se produce cuando los dientes superiores frontales sobresalen de forma exagerada sobre los dientes inferiores.

Soluciones para una maloclusión

Una vez hemos conocido los diferentes tipos de mordida y maloclusiones, es el momento de descubrir cuál es la mejor solución para resolver cada situación. Lo cierto es que todo dependerá de cada caso. Es importantísimo estudiar exhaustivamente la boca de cada paciente para poder encontrar el tratamiento más adecuado en función de las necesidades particulares.

Uno de los tratamientos más comunes para resolver esta clase de problemas en adultos es la ortodoncia. Como ya sabes, esta especialidad de la odontología se encarga de corregir problemas estéticos y de oclusión, logrando una sonrisa perfecta tanto por su aspecto como por su funcionalidad.

Principalmente, existen dos tipos de ortodoncia:

  • Ortodoncia con brackets: esta es la ortodoncia de toda la vida. Existen diferentes tipos y, en base a lo que desee y requiera cada paciente, se coloca uno u otro. En Infinity contamos con brackets de zafiroautoligables y linguales.
  • Ortodoncia invisible: consiste en unos alineadores transparentes hechos a medida que se pueden quitar y poner para comer y cepillarse los dientes con total normalidad. Destacan por su estética y su confort.

No obstante, existen otra serie de tratamientos como, por ejemplo, intervenciones quirúrgicas, que también serán indispensables en ciertos casos a la hora de corregir el problema.

En Clínica Liandent contamos con un equipo de especialistas en ortodoncia que se encargará de proporcionarte el tratamiento adecuado en función de tus necesidades.

Si quieres conocer más detalles sobre nuestro centro o sobre cualquier tratamiento, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental Liandent. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte!

Comparte esta nota a tus amigos o familiares:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter

Tipos de mordida y su tratamiento (ortodoncia)

Además de resolver alteraciones estéticas, la ortodoncia es una excelente solución para tratar los problemas de oclusión. Pero ¿cuáles son los más frecuentes? En este post vamos a enumerar los tipos de mordida más comunes y los tratamientos indicados para corregirlos. ¡Descubre todos los detalles!

Mordida abierta

Debido a factores genéticos o por llevar a cabo determinados hábitos, la mordida abierta es aquella que se caracteriza por la falta de unión entre los dientes superiores e inferiores. Por ello, las personas que padecen este problema tienen dificultades para masticar. En estos casos, la mejor opción es llevar a cabo un tratamiento de ortodoncia y en determinadas situaciones realizar una cirugía ortognática.

Clase II

La maloclusión de clase II se caracteriza por el efecto óptico de dientes superiores hacia afuera o adelantados. Esta situación se debe a un sobrecrecimiento del maxilar superior o a la falta de crecimiento de la mandíbula. Su origen puede ser óseo o dentario. Se pueden corregir con ortopedia en aquellos pacientes infantiles que estén en fase de crecimiento y con ortodoncia o cirugía ortognática en el caso de los adultos.

Sobremordida

Aunque a nivel estético no suele notarse tanto, la sobremordida es un problema de oclusión que se caracteriza por la superposición de los dientes del maxilar superior sobre los del maxilar inferior. Lo idóneo es que los dientes superiores tapen solamente un tercio de los inferiores más o menos. Esta patología, que también se conoce como mordida profunda, normalmente es hereditaria y está relacionada con la posición de los huesos, afectando a la forma de hablar. Al igual que los casos anteriores, este tipo de alteraciones se podría corregir con ortodoncia o con cirugía ortognática, dependiendo de la gravedad de cada paciente.

Clase III

Cuando la mandíbula se encuentra por encima del maxilar se produce una maloclusión de clase III. Puede tener origen esquelético o dentario. En el primer caso, durante la fase de crecimiento la mandíbula se desarrolla más de lo que debería; mientras que en caso de que el origen sea dentario, los dientes de abajo quedan por encima de los de arriba. Cuando la causa del problema es ósea, se podría corregir en fase infantil con ortopedia y en adultos con cirugía ortognática, y si es dentaria, con ortodoncia.

Mordida cruzada

En los casos en los que el mentón sobresale, además de generar un problema estético, indica que existe una mordida cruzada. Es decir, las piezas dentales inferiores se superponen sobre las superiores. En estos casos, el hueso maxilar suele ser demasiado estrecho y/o la mandíbula muy ancha. Se trata de una alteración que se puede corregir con brackets. En los casos más severos, con cirugía ortognática.

Mordida adecuada

Conocida también como clase I, se produce cuando los dientes superiores e inferiores encajan perfectamente. Es la mordida correcta, por lo que, en estos casos, no hay que llevar a cabo un tratamiento corrector.

De todos modos, recuerda que una boca que no muerde bien puede generar a lo largo de los años desgastes dentales, encías retraídas, caries, problemas articulares y molestias que afectan a la calidad de vida.

header_02

Recuerda que en Clínica Dental Liandent contamos con un equipo de especialistas ortodoncia, que se encargarán de estudiar tu caso y proporcionarte un tratamiento a tu medida con el que podrás lucir la mejor versión de tu sonrisa.